cadenaSer

La alcaldesa acusa al subdelegado del Gobierno de "mirar hacia otro lado" ante las protestas sindicales


La alcaldesa acusa al subdelegado del Gobierno de Vehículo oficial del Ayuntamiento en el que impactaron huevos lanzados por los manifestantes

Rechazo unánime por la deriva violenta de la protesta de SIP, CGT y CSIF contra el gobierno. En plena inauguración de los bustos de Cervantes y Shakespeare en San Mateo varios huevos alcanzaron al delegado de Cultura y a un representante de la embajada británica 

Rechazo unánime a los lamentables incidentes de este fin de semana en Jerez que vuelven a machacar la imagen de la ciudad y su deterioro. Se celebraba en el barrio de San Mateo la inauguración de los bustos de Shakespeare y Miguel de Cervantes con presencia del gobierno local socialista, del ministro consejero de la embajada británica, Tim Hemmings, y de las bodegas patrocinadoras, pero una protesta de los sindicatos SIP, CGT y CSIF por el recorte de productividades volvió a derivar en violencia. Varios huevos lanzados alcanzaron al delegado de Cultura y al diplomático británico.
La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, afirma que se han superado
los límites de la reclamación sindical, anuncia que llevará los incidentes al
Congreso y el Senado y acusa al subdelegado del Gobierno de mirar hacia otro
lado.

 

Ante esta mala imagen que sigue dando la ciudad y la vertiente violenta de las protestas por la bajada de los complementos salariales de la plantilla municipal, hemos preguntado a agentes sociales y políticos dónde está el límite de estas protestas laborales. El rechazo a estas prácticas es unánime. 

Sebastián González, fundador de la Unión Sindical Obrera (USO) en el año 1978, apunta que estos sindicatos "están perdiendo la esencia del movimiento obrero".
 
Hay más reacciones y todas en el mismo sentido. El delegado de Cultura, Paco Camas, afectado por uno de los lanzamientos de huevo, admite la inquietud que existe por estas agresiones; mientras que Alfonso Cárdenas, de la UGT, y Mila Abascal, de la ATMJ, condenan la violencia con rotundidad; 

Julián Calvo, de CSIF, se desmarca de los actos violentos, aunque recalca que seguirán las protestas.

En el plano político, Lidia Menacho, secretaria general del PP en Jerez, cree que hay que poner límite a las agresiones; Kika González, de Ganemos, subraya que la violencia "nunca procede"; Carlos Pérez, de Ciudadanos, solicita a los sindicatos CGT, SIP y CSIF el fin de las agresiones; y Raúl Ruiz Berdejo, de Izquierda Unida, también destaca que se han sobrepasado los límites. *Escuchar todos los audios en el archivo adjunto. 

Esta mañana hemos intentado sin éxito preguntar sobre estos graves incidentes al subdelegado de Gobierno en un acto en Cádiz con la ministra de Empleo en el que no se han aceptado preguntas de la prensa.